Tips para aumentar el metabolismo

0
477

En todas partes oímos sobre el metabolismo, que si las personas con sobrepeso lo tienen lento, que si las personas delgadas lo tienen acelerado, etc.
Justamente la clave dentro de un tratamiento para la pérdida de grasa, es conseguir que el metabolismo (todas las reacciones de destrucción y construcción del organismo) se acelere, y se vuelva un aliado en tu objetivo de reducción de medidas. Estas son las principales claves, para conseguirlo:
DORMIR POR LO MENOS 7 HORAS – los desvelos, aumentan la producción de una hormona llamada CORTISOL, que favorece la acumulación de grasa en las cintura .En cambio durante el sueño profundo, se inhibe una hormona llamada INSULINA, lo que permite al cuerpo quemar grasa.
LA CLAVE, ¡DESAYUNAR SIEMPRE! – estudios demuestran que son más delgadas las personas que desayunan, que quienes no lo hacen. Y la explicación es sencilla, si comienzas bien el día, es más sencillo “portarse bien” a la hora de elegir qué comer. En promedio, quienes consumen un desayuno con un adecuado aporte proteico matutino, consumen 400 calorías menos que quienes lo basan solo en fruta y cereal.
SIGUE LA CRONOBIOLIGIA – EN LA MAÑANA LOS ALIMENTOS SON ENERGÍA, EN LA NOCHE SE ALMACENAN – Por eso tenemos que desayunar pronto, máximo una hora después de despertar, para obtener los beneficios, y que este incluya siempre suficientes proteínas. En la noche, es conveniente evitar los excesos de energía, sobre todo de mucho combustible proveniente de carbohidratos (aunque no por eso, los quites).
LAS DIETAS ESTRICTAS ENGORDAN, COMER ADELGAZA – hacer la digestión consume calorías, por eso, al estar haciendo esta activación de energía cada 4 horas, (comer más veces) aumentamos el metabolismo y a la par, controlamos mejor el hambre. Por ejemplo, de comerte 5 enchiladas, comete 3 y acompaña con verduras y pollo; las otras 2, cómelas más tarde.
HACER EJERCICIO DE LOS 2 TIPOS (aeróbico y anaeróbico) – Un ejercicio breve e intenso como, hacer pesas, ligas, subir escaleras, lagartijas o sentadillas (anaeróbicos), durante por lo menos 10 minutos, ejerce un efecto hormonal, que reduce tu ansiedad y hace que formes músculos, los cuales queman calorías aun en reposo. Por cada 2 sesiones de aeróbico (zumba, correr, trotar, bailar, bici) haz una sesión anaeróbica.
INCLUIR PROTEÍNAS MAGRAS, EN LAS 3 COMIDAS PRINCIPALES (DESAYUNO, COMIDA Y CENA) – La cantidad, la determina tu nutriólogo, pero recuerda siempre incluirla, será vital para cumplir los objetivos, pues ayudan a estimular las hormonas de la saciedad (GLUCAGÓN) y además, aumentan el metabolismo al requerir más calorías para su digestión y reducen la ansiedad, sobre todo si las incluyes en la mañana.
POTENCIA BENEFICIOS, CON EL ADECUADO CONSUMO DE FIBRA – La fibra también juega un papel muy importante para mejorar tu salud y tu figura, pues además de contribuir bastante a la sensación de saciedad, mejorará bastante tu digestión, y recuerda que la salud, es (en gran parte) sinónimo de una buena digestión. No olvides a la par, consumir una gran cantidad de agua para que si te funcione.
CONSUME NUESTRA VERDURA NACIONAL MÁS SALUDABLE – el nopal, alimento originario de México, cada día se le descubren nuevos beneficios, pero el más conocido son sus grandes beneficios para regular la glucosa en sangre (debido a su fibra) lo que se traduce en mejor salud y en que sea un excelente auxiliar en la reducción de grasa corporal.
SI NO HAY CONTRAINDICACIÓN, CONSUMIR TÉ VERDE – Cambiar el café, por el té verde, es adquirir un hábito muy saludable, pues ganarás salud al incluir un poderoso antioxidante, que a su vez, mejora la sensibilidad de los tejidos a la insulina, o en términos simples, puede ayudar a reducir grasa corporal y sentirte con más energía durante el día!
PIENSA POSITIVO – si programas a tu cerebro a sentirse: con más energía, más satisfecho, y más ligero, es muy probable que así suceda. Recuerda que somos lo que comemos, pero también lo que pensamos. Nunca subestimes el poder del pensamiento positivo, pero cuidado con lo que piensas, que se puede hacer realidad.
CONSUME OMEGA 3 DE CADENA LARGA: esta famosa grasa, solo la encontrarás en pescados azules como el salmón, sardina, atún, etc.; su consumo es sinónimo de SALUD, pero sobre todo, activan una hormona llamada ADIPONECTINA, que regula la cantidad de tejido adiposo en el cuerpo. Su consumo a través de suplementos concentrados y purificados, también puede resultar muy conveniente, pero la dosis la determina tu nutriólogo.