You Are Here: Home » Noticias » Ribereña » Miguel Alemán » Sector Salud Promueve Sana Alimentación en Infantes

Sector Salud Promueve Sana Alimentación en Infantes

Sector Salud Promueve Sana Alimentación en Infantes

Payne

El Sector salud a través de todas sus ramificaciones alertó a la ciudadanía en general para que padres de familia se comprometan con ofrecer a sus hijos una alimentación adecuada desde temprana edad.

El Director de la Jurisdicción Sanitaria Número 9, Dr. Joel Barrientos destacó la importancia de  otorgar a los niños una buena nutrición de acuerdo a su etapa de vida, ya que al no hacerlo, pueden sufrir sobrepeso, baja talla e incluso retraso de crecimiento o desnutrición.

Para ello recomendó que Padres de Familia acudan a su Centro de Salud más cercano para recibir información y ayuda al respecto. Agregó que durante los primeros 5 meses se debe mantener una alimentación a base de líquidos, de preferencia de leche materna, por los grandes beneficios que proporciona; al sexto mes se debe iniciar la alimentación complementaria, que para llevarla a cabo de forma eficaz, es necesario seguir con las siguientes recomendaciones:

Durante el sexto mes darle de comer verduras, ofrecer lactancia materna hasta los 24 meses, introducir un alimento nuevo cada 3 o 5 días, lo que se debe hacer es proporcionar primero el alimento nuevo y posteriormente la leche materna, evitando la ingesta de otros líquidos que no sean leche materna, leche o agua.

Es importante no agregar sal, azúcar, miel o condimentos, procurar proporcionar alimentos naturales y no industrializados, dando el alimento una o dos veces al día.

Expuso que de 6 a 7 meses de edad el niño debe ser alimentado con frutas y verduras en una consistencia de papilla, molido y colado; de 7 a 8 meses, darle arroz, cereal enriquecido, evite prepararlo en biberón, tortillas, todo perfectamente molido; de 8 a 9 meses puede consumir tubérculos (papa y camote), carne de pollo o de pavo y leguminosas (frijol, habas, lentejas, garbanzo) sin caldillo, triturado.

De igual manera de 9 a10 meses es conveniente seguir con los alimentos triturados, como la carne de res o de cordero, en el siguiente mes se debe introducir picado finamente, las vísceras (hígado y corazón); de 11 a 12 meses el menor ya puede consumir en trozos pequeños, avena, centeno, cebada, trigo (sopa, pasta, galletas, etc.).

Indicó que a partir de los 13 meses es el momento preciso para que los niños empiecen a integrarse a la dieta familiar, la cual debe estar libre de alimentos chatarra para su sano desarrollo, por lo que recalcó que seguir estas recomendaciones es de gran importancia.

Ir arriba