ORGANIZACIÓN CATÓLICA ANUNCIA FONDO DE REUNIFICACIÓN FAMILIAR AL MIGRANTE

0
402

Catholic Extension, una organización nacional que apoya financieramente a los ministerios católicos entre los pobres y marginados, anunció hoy que está estableciendo un Fondo de Reunificación Familiar. El fondo es una respuesta a la tragedia humana que se desarrolla en la frontera sur de la nación, donde las recientes separaciones familiares y los debates políticos han puesto de manifiesto la profunda miseria de aquellos que huyen de sus países y llegan a los Estados Unidos.
El fondo apoyará a los ministerios que brindan alcance directo y defensa para las familias inmigrantes separadas como consecuencia de nuestro sistema de inmigración quebrado. El fondo beneficiará principalmente a los ministerios existentes en la frontera sur de los Estados Unidos con México, específicamente a aquellos que protegen, defienden y cuidan activamente a los inmigrantes y sus familias.
Quizás ninguna otra institución en Estados Unidos haya hecho más para apoyar la causa de la reunificación familiar de inmigrantes que la Iglesia Católica. Durante 112 años Catholic Extension se ha asociado con diócesis y parroquias católicas, religiosas y sacerdotes, y varias organizaciones no lucrativas basadas en la fe que ofrecen atención pastoral y caritativa directa a familias inmigrantes en la frontera sur.
En el Valle del Río Grande, la Extensión Católica apoyó los refugios que coordinan con los funcionarios de Inmigración y Aduanas para proporcionar un lugar seguro para los inmigrantes en libertad condicional y sus familias.
El Fondo de Reunificación Familiar permitirá que Catholic Extension aumente su apoyo a los ministerios de inmigración con escasos recursos en este momento crítico en el que los cambios de política están creando aún más dificultades e incertidumbre entre las familias inmigrantes. Las organizaciones eclesiales han desempeñado y continuarán desempeñando un papel importante para ayudar a las familias a reunirse, y Catholic Extension desea garantizar que tengan los recursos para hacer tanto bien como sea posible a medida que aumenta el nivel de sufrimiento.