MÁS DE 33,000 MUERTOS AL AÑO POR ARMAS DE FUEGO EN EE UU

0
316

Detrás de la matanza en Las Vegas, en que han muerto al menos 58 personas, subyacen un sinfín de estadísticas estremecedoras que hacen de la violencia armada en Estados Unidos una anomalía en el mundo desarrollado. Cada tiroteo masivo coloca a la primera potencia mundial ante un espejo incómodo: ¿No se puede hacer más para evitar los baños de sangre? Sin embargo, ninguna de las masacres de los últimos años han logrado alterar lo suficiente la fibra nacional para propiciar el consenso que lleve a reformas ambiciosas que endurezcan el acceso a pistolas y rifles, cuyo uso está amparado por la Constitución.
Se calcula que cada año en EE UU mueren 33.880 personas por disparos de armas de fuego, lo que equivale a un promedio de 93 fallecidos al día, según datos de la compañía Brady. Cada día, otras 222 personas sobreviven tras recibir disparos.
En lo que va de año, ha habido 46.595 incidentes armados en el país, en los que han muerto 11.652 personas, según los últimos datos de la organización Archive Gun Violence, que hace un seguimiento pormenorizado de todos los tiroteos.No hay una cifra exacta de cuántas armas de fuego hay en manos de civiles en EE UU, pero se estima que son unas nueve por cada diez ciudadanos. El Servicio de Investigación del Congreso calculó, en un estudio de 2012, que tres años antes había unas 310 millones de armas. La población estadounidense es de 321 millones de habitantes.
Nevada, donde tuvo lugar el peor tiroteo de la historia del país, es uno de los Estados con una legislación más flexible en la compra de armas. No requiere de un permiso para adquirirlas más allá de los requisitos del Gobierno federal, que establece tener un mínimo de 18 años para la compra de rifles y 21 para la de pistolas cortas, así como superar una prueba de antecedentes. La ley de Nevada no limita el número de armas que puede tener cada individuo ni impide que los ciudadanos con armas las puedan llevar en público.