FUNCIONARIOS DEL CONDADO STARR MANTENDRAN LA INICIATIVA PARA FRENAR LOS DISPAROS

0
1426

Un nuevo esfuerzo entre los funcionarios del Condado Starr para tomar medidas enérgicas contra los disparos de celebración, las cuales van a continuar durante todo el año del 2018.
La iniciativa anunciada a fines de 2017, se asoció con la Oficina del Fiscal del Condado Starr y la Oficina del Fiscal del Condado a través de las agencias de aplicación de la ley en un intento de tomar medidas enérgicas contra la descarga de armas de fuego.
Al señalar que está dispuesto a enjuiciar, el fiscal del Distrito Omar Escobar dijo que se les pidió a las Corporaciones estar al tanto de tales disparos.
Aunque antes no había habido un esfuerzo uniformado, Escobar describió la comunicación entre las Oficinas como una manera de hacer que las autoridades se mantuvieran en la misma frecuencia, para detectar las violaciones a la Ley.
Parte de este esfuerzo, mencionó, incluía decidir los cargos apropiados.
En un aviso a los residentes, los funcionarios advirtieron que cualquier persona atrapada disparando un arma podría esperar ser acusada de conducta desordenada, un delito menor Clase B. Eso podría resultar en una sentencia mínima de hasta 180 días en la cárcel y una multa de hasta $ 2,000 dólares.
Tan solo este año, la Oficina del Alguacil recibió 48 llamadas relacionadas con disparos, según el Oficial Carlos Delgado. No se realizaron arrestos.
Aunque los disparos de celebración siempre han sido un problema, el fiscal dijo que el problema se hizo mayor en su radar después de que el representante estatal Armando “Mando” Martínez, D-Weslaco, recibió un balazo en la cabeza poco después de la medianoche del día de Año Nuevo 2017 .
“Desde entonces, algo así lo teníamos en mente”, dijo Escobar.
A principios del año pasado, el Concejo Municipal de Rio Grande City aprobó una ordenanza para regular la descarga de armas de fuego dentro de la ciudad.
Según la ordenanza, los residentes que descarguen armas de fuego al aire recibirán una multa que no excederá los $ 500 dólares.
Esa multa sería adicional a la multa que les imponga el Condado.
No solo el esfuerzo continuará durante todo el año, apuntó Escobar, sino que esperan asociarse con más agencias en el tema.
“Esperamos comenzar una tendencia”, indicó.
“Y si los ciudadanos pueden proporcionarnos evidencia y registrarla, entonces la aceptaremos”.