ELEMENTOS DE CRIMENES ESPECIALES REALIZAN REDADA

0
397

Oficiales del Departamento de Crímenes Especiales y del Condado, realizaron este viernes en horas de la tarde un operativo de búsqueda en un complejo de apartamentos ubicado sobre la calle Mi Ranchito en la ciudad de Rio Grande.
El operativo se realizó luego de que se reportara que en el lugar aparentemente existía una “tiendita” de droga. Luego de la inspección al lugar, se logró obtener la dirección de una segunda locación ubicada sobre la calle Elizabeth al norte de la Alvarez Road. En el operativo se logró la incautación de marihuana y numerosos cartuchos de vaporizadores “THC Vaping”.
La información recuperada durante la búsqueda indicó que aparentemente la marihuana había sido comprada en el estado de California y transportada al Condado Starr. César Omar Alanis de 24 años y Jesús Alanis de 68 de North Alvarez Road fueron acusados de fabricación / entrega de una sustancia controlada y posesión de marihuana.
Este caso es de suma importancia ya que se ha registrado un significativo aumento por parte de los jóvenes, en el uso de cigarrillos electrónicos o bolígrafos vaporizadores de bolsillo para esconder el consumo de marihuana en la casa o en la escuela. Se estima que a nivel nacional, uno de cada 11 estudiantes de grados 7-8 (middle-school) y 9-12 (high school) reportan usar cigarrillos electrónicos para fumar marihuana, aceite de marihuana o cera de marihuana. Los aparatos vaporizadores y cigarrillos electrónicos pequeños casi no huelen y pueden evitar ser detectados. Estos aparatos funcionan a base de pilas y se calientan rápidamente para administrar THC de alta potencia, líquidos de sabores o tabaco.
Autoridades y Oficiales recomiendan a los padres de familia poner especial atención a sus hijos para detectar si ellos utilizan o consumen alguna sustancia. La FDA ha tomado medidas para prevenir la venta de cigarrillos electrónicos a menores de edad, identificando el uso de vaporizadores por parte de los adolescentes como un “peligro claro e inminente” para los jóvenes. Los fabricantes de estos productos han sido advertidos que deben reducir el acceso a los jóvenes a estos aparatos y a los líquidos de sabores—y que deben dejar de usar publicidad engañosa en las redes sociales.