EL ESTADOUNIDENSE PROMEDIO PESA 15 LIBRAS MÁS QUE HACE 20 AÑOS

0
750

Se hacen más anchos pero no más altos, muestra una investigación.

Un estudio realizado por el Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) informó que los estadounidenses cada vez pesan más; desde los 80´s y principios de los 90´s, el estadounidense promedio ha engordado 15 libras (6.8 kilos) o más sin aumentar de estatura.

Ni siquiera los niños están exentos de este problema; las chicas han aumentado más de siete libras (3.2 kilos) aunque su estatura es la misma, mientras los chicos aumentaron una pulgada (2.5 centímetros) de estatura, pero también engordaron 13.5 libras (más o menos 6 kilos), en comparación con hace dos décadas. “No estamos haciendo lo suficiente por controlar y revertir la epidemia de obesidad, y estamos haciendo demasiado por propagarla”, lamentó el Dr. David Katz, Director del Centro de Investigación sobre la Prevención de la Universidad de Yale y Presidente del Colegio Americano de Medicina del Estilo de Vida (American College of Lifestyle Medicine).

Según el informe, el peso promedio de los hombres en Estados Unidos aumentó de 181 a 196 libras (de 82 a 89 kilos) entre 1988-1994 y 2011-2014. Su estatura promedio permaneció igual, en alrededor de 5 pies y 9 pulgadas (1.75 metros). Por otro lado, la mujer promedio pasó de 152 a 169 libras (de 69 a casi 77 kilos), al mismo tiempo que su estatura promedio permaneció igual, en poco menos de 5 pies y 4 pulgadas (1.62 metros).

Los motivos del aumento en el peso son complejos, señaló Anthony Comuzzie, Investigador sobre la Obesidad y Científico del Depto. de Genética del Instituto de Investigación Biomédica de Texas, en San Antonio. En parte, sugirió, se relaciona con las tendencias a hacer menos ejercicio y a un mayor acceso a comida rica en calorías. Pero “al final del día, se trata de física bastante básica: si la energía consumida es mayor que la energía gastada, habrá un aumento en el peso”, dijo.

Comuzzie dijo que los hallazgos revelan que la población de EE. UU. sigue ganando peso a “un ritmo bastante rápido, y ese aumento no es un buen presagio para la salud general del país. Los hallazgos sugieren que es probable que haya un aumento asociado en enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardiaca en los años venideros”, anotó.

1321899955_0