DIETA PARA AÑO NUEVO: HÁBITOS SALUDABLES PARA RECUPERAR LA FIGURA

0
402

Año nuevo, muchos propósitos, el más común es adelgazar y cuidar mejor tu cuerpo. El problema; la inconstancia. Para tener éxito hay que ser constante y no solo seguir una dieta si no crear un nuevo estilo de vida y cuando menos te des cuenta no lo puedes dejar. Porque? por el nuevo reflejo que veras en tu espejo y esa increíble sensación de bienestar.
Los excesos propios de las comidas y cenas navideñas hacen aconsejable apostar por una dieta depurativa después de las fiestas propias de la temporada. Si piensas que no aplica para ti por no que no formas parte de aquellos que ganaron un o unos kilitos más durante las fiestas decembrinas.
La verdad es que siempre es un buen momento para regresar al bueno camino y retomar aquellos hábitos y platillos saludables que nos ayudarán al control de peso, y lo más importante, a mantener un buen estado de salud y con ello una mejor calidad de vida. Ahora bien, todos sabemos que en año nuevo la dieta se convierte en uno de los principales propósitos de nuestros familiares y amigos. Hábitos saludables como la alimentación adecuada, la práctica regular del ejercicio y algunos suplementos a base de nutrientes naturales recomendados por tu nutriólogo harán más fácil la lucha contra el exceso de peso.
Es cierto que de forma casi inevitable durante el mes pasado nos dejamos llevar por excesos y emociones al grado que más de uno de nosotros dejamos también de preocuparnos por las tallas inventando mil pretextos para no soltar la mano a la ganancia de peso. Por fortuna las comidas abundantes y rebosantes de calorías han finalizado y es tiempo de juntar las fuerzas y trazarnos metas… no lo olvides, dieta, ejercicio y un buen programa de suplementación, van hacer la diferencia entre el año que acaba y el año nuevo que comienza.
La dieta depurativa con la que comencé hablar debe ser reducida en calorías, que no necesariamente es sinónimo de menos comida. Recordemos que existen alimentos que en pequeñas cantidades nos aportan un buen número de calorías como las grasas líquidas, que por cierto una vez disueltas en las comidas son prácticamente imperceptibles, o los irresistibles postres cuyo exceso sí es sinónimo de una mayor cintura. Lo que quiero decir es que nuestros nuevos menús deben ser planeados inteligentemente y no solo pensar en comer menos sino en comer bien, reducir alrededor de 500 kcal al día es suficiente para perder cerca de 1 kilo a la semana, pero también es importante mejorar la composición de la dieta. Si te estás preguntando cómo hacer esto último, deberás reducir la ingesta de grasa pero también la de carbohidratos (especialmente si no realizarás actividad física) a la par con el incremento de la proteína diaria. Una de las estrategias nutricionales más efectivas para la depuración es la sustitución de un tiempo de comida por un licuado de proteína de alta calidad a base de Suero de Leche. Recuerda que debes buscar siempre el consejo de algún especialista.
Lógicamente nuestras comidas deben estar acompañadas de guarniciones a base de vegetales, preferentemente con cascara, pues la fibra es un gran aliado para alcanzar la saciedad temprana. Si bien es cierto que la forma más recomendable de conseguir esto es a través de alimentos convencionales, algunas personas consumen concentrados de fibra dietética antes de las comidas para lograr este beneficio. Además, las frutas y las verduras son el mejor aliado antioxidante para depurar nuestro organismo.
Y si de grasas se trata, ten presente siempre que existen aquellas llamadas grasas saludables como los Omega 3 provenientes del pescado y algunas semillas, que reactivan el metabolismo favoreciendo la pérdida de peso.
No olvides nunca el ejercicio, la actividad física nos ayuda a consumir las calorías que se han almacenado en nuestro cuerpo, de modo que la pérdida de grasa corporal llega más rápidamente. Recuerda que no tienes que matarte con el ejercicio, caminar 30 minutos todos los días a paso ligeramente acelerado puede ser la mejor alternativa si no tienes esta costumbre, aunque montar bicicleta o subirte a la escaladora también son muy buenas alternativas. Lo más importante de esta parte es lograr que la actividad física se vuelva parte de nuestra vida diaria.

FELIZ AÑO 2013