Colesterol y triglicéridos altos, ¡Enfermedades que dañan tu corazón!

0
5626

Muchas personas alguna vez han padecido (o padecen actualmente) de problemas de triglicéridos o colesterol alto, y lo que hacen es tratar de comer menos tortillas o carne de res según sea el caso, pero ¿en realidad le estás dando la importancia adecuada? ¿Sabes qué comer o que no comer para evitar este problema?
La forma correcta de llamar a estas patologías es hipertrigliceridemia (triglicéridos elevados) o hipercolesterolemia (colesterol elevado), y tienen diferentes causas.

La hipertrigliceridemia es causada por consumir, entre otras cosas, alimentos ricos en hidratos de carbono, pero de manera excesiva. Desayunar cereal con leche, comer galletas a media mañana, consumir arroz, y además 5 tortillas a la hora de la comida, fritos en la tarde o tacos y refresco en la noche, son claros ejemplos de una dieta que podría propiciar una hipertrigliceridemia.

Consumir alimentos de origen animal ricos en colesterol de manera excesiva es la causa de la aparición de una hipercolesterolemia: carne de res o cerdo más de 3 o 4 veces por semana, mayonesa, comidas fritas, quesos grasosos, leche entera de vaca, etc.

Además, los dos padecimientos cuentan con otros factores que influyen en su aparición, como la edad, sexo, herencia, peso corporal, medicamentos, actividad física y presencia de enfermedades como la diabetes y la hipertensión arterial.
El problema con estas dos patologías es que con el paso del tiempo pueden provocar que aparezcan enfermedades coronarias como la ateroesclerosis, que es cuando se tapa una arteria por la formación de un ateroma (placa rígida de grasa y otros elementos como el calcio) y la arteria se vuelve dura y gruesa. Sobre este ateroma puede producirse un trombo (coagulación) y éste a su vez, si se desprende de la arteria, puede viajar por el torrente sanguíneo en forma de émbolo y tapar alguna otra arteria, que si es alguna importante que irrigue sangre al corazón, puede llegar a causar hasta un infarto cardiaco y la muerte.

Los alimentos que debes evitar consumir en exceso en caso de padecer una hipertrigliceridemia son: pastas, galletas, donas, refrescos, bebidas alcohólicas, azúcar, harinas, frituras, miel, mermelada, cajeta, tortillas, cereal de caja, y grasas saturadas en general (mantequilla, aceites, chicharrón, etc).

Los que sí debes consumir son: leguminosas como los frijoles, habas y lentejas, frutas y verduras con cáscara, cereales integrales como la avena, pan integral, arroz integral, carnes magras como pollo o pescado.

Los alimentos que no debes consumir frecuentemente si padeces hipercolesterolemia son: carne de res o cerdo más de 3 veces por semana, yemas de huevo, embutidos como jamón, chorizo, longaniza o salchichas, quesos y leche altos en grasa, aceitunas, almendras, nueces, mayonesa, mariscos como la jaiba o camarón, aceite de palma o coco, sesos, carnitas, etc.

Aumenta el consumo de: frutas y verduras altas en contenido de fibra (nopal, brócoli, espinaca, naranja, plátano, fresas, manzana), cereales integrales como avena o All-bran, leguminosas, carnes magras como el salmón, atún o pollo sin piel.

En ambos casos es recomendable consultar primeramente a tu médico para checar cuáles son tus niveles exactos de triglicéridos y colesterol en sangre mediante un análisis de sangre, y diseñar tu tratamiento junto con él y tu nutriólogo(a). No olvides tomar entre 8 y 10 vasos de agua al día, y de realizar por lo menos 1 hora de ejercicio diariamente, ya que esto también ayuda a bajar tus niveles de triglicéridos o colesterol en sangre.