CESAR PEREZ, UN EJEMPLO DE VIDA

0
980

Gracias a una larga carrera de esfuerzos, pasión y entrega al Beisbol, el ahora Abogado Cesar Perez recibió el gran honor de formar parte del Salón de la Fama del Deporte del Valle del Rio Grande, distinción que será oficializada el próximo 22 de Junio de 2019 en el Salón de Eventos en la ciudad de Pharr TX.
BIOGRAFÍA:
Primeros Años: Tres árbitros del Salón de la Fama del Valle del Río Grande, David Mosqueda, Nick Cantu y Bert Lozano, coincidieron en que Cesar Pérez era el lanzador de escuela secundaria más duro en el sur de Texas. Bert Lozano dijo: “Su bola rápida, sin duda, superó las 90 millas por hora a pesar de que las pistolas de radar no existían en ese momento”.
César Pérez siempre se ha esforzado por llegar más alto y ha realizado esfuerzos extraordinarios por ser el mejor, independientemente de si se trata de atletismo o académicos. Su entrenador de la Liga Pequeña y preparatoria, Pat Saenz dijo: “César fue el único jugador que corrió después de un juego, ganara o perdiera. Su resistencia al lanzamiento y su fuerza son una prueba de su condición física y un homenaje al estatus de “hombre de hierro” que obtuvo a lo largo de su carrera como lanzador”.
Pérez agradece a su primo y su tío por llevarlo a las pruebas de la Liga Pequeña en Rio Grande City a la edad de 8 años y aunque él no tenía un guante de béisbol, fue el primer jugador elegido en el draft y su primo se convirtió en su receptor de Little League hasta la escuela secundaria.
Escuela Secundaria: Además de ser un lanzador destacado en la escuela secundaria de Rio Grande City, Pérez fue el mariscal de campo en los equipos de fútbol de 1972 a 1975.Cuando Pérez ingresó a la escuela secundaria, RGC no tenía suficientes jugadores para un programa de béisbol de verano. La familia Rigo Rodriguez de Mission lo invitó gentilmente a jugar y vivir en Mission. Esta oportunidad le ofreció a Pérez una valiosa experiencia, ya que se convirtió en el lanzador titular del Equipo de Estrellas de RGV y compitieron contra Corpus y las estrellas de área de Houston.
Vida Universitaria: Después de graduarse de RGC en 1975, Pérez fue al Texas Southmost College con una beca de béisbol para jugar con el entrenador Jimmy Dodd. Indica que cuando llegó al TSC, conocía a todos los jugadores de béisbol porque la mayoría de ellos eran de RGV. El equipo estaba formado por 17 jugadores, pero estaban muy unidos, y hasta el día de hoy, siguen siendo buenos amigos. El entrenador Dodd les enseñó los fundamentos del béisbol, terminó el año con 29-7 y los llevó al Junior College World Series. Él mismo era un jugador y entrenador de campeonatos estatales, así como un All-American en la universidad, habiendo participado en la Serie Mundial Universitaria a mediados de los 60.
Conocido como un “caballo de trabajo” en el montículo, Pérez confió en su bola rápida, e incluso sus oponentes sabían lo que venía. En 1977, dirigió a los Scorpions a la Junior College World Series en Colorado.
Transición a la Academia: Desde TSC, Pérez fue a la Universidad Estatal de Sam Houston y ayudó al equipo de béisbol de Bearkat a ganar la Serie Mundial de NAIA en 1979. A pesar de que Pérez fue reclutado por los Phillies de Filadelfia y los Rojos de Cincinnati, Pérez optó por enfocarse en sus estudios académicos y obtener una educación superior.
Obtuvo una Licenciatura en Economía y una Maestría en Finanzas, obteniendo un GPA de 3.5.Después de graduarse, Pérez trabajó para el Banco Federal de Tierras en 1983, donde se ganó rápidamente su ascenso de Oficial de Préstamos a Director Ejecutivo del Banco en 5 años. En 1990, decidió asumir otro desafío: la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas. Se graduó en 1994 como becario Fulbright, y ha trabajado en Corpus, Houston y San Antonio, y actualmente disfruta de una exitosa práctica legal en el Valle del Río Grande.
Su inspiración fueron: Gustavo Pérez (su padre, un hombre de negocios), Yolanda Muñoz Pérez (su madre, ama de casa), el Entrenador Pat Saenz (RGC) y el entrenador Jimmy Dodd (TSC) cuya disciplina combinada influyó en su capacidad atlética y académica.
Cuando habla de su vida, Pérez menciona: “Si nos esforzamos por hacer más y le dedicamos el tiempo y el esfuerzo necesario, lograremos más y la victoria estará a la vuelta de la esquina. El éxito te encontrará … eventualmente, solo es cuestión de tiempo ”.
Pérez es actualmente un Abogado de gran prestigio con oficinas en San Antonio y el Valle del Río Grande. Se ha ganado el reconocimiento como un abogado de Houston (2005), 4 veredictos de Top 10 de Texas y abogado del 10% de Texas (2015 y 2017). Como jugador, fue incluido en el Salón de la Fama de Béisbol RGV en 2015 y como miembro de los Escorpiones TSC en 2017. Cesar reside en Palmhurst con su esposa Ofelia y sus dos hijos: Rebekah y Ricardo. Él continúa corriendo y luchando día a día por dar lo mejor de sí mismo y mantener un camino de éxito para su familia.